domingo, 27 de agosto de 2017

 carta solteria notariada legalizada apostillada uso extranjero emigrar fines matrimoniales Venezuela 


Gutiérrez & Asociados, está conformado por un equipo de abogados en Caracas Venezuela con más de  28 años de experiencia profesional ,  quienes le redactan y gestionan la Carta de soltería para emigrar al extranjero o contraer matrimonio en el exterior; notariada, legalizada, apostillada y con envío a cualquier parte de Venezuela o al extranjero, sin viajar a Venezuela, traducidas por interpretes públicos oficiales en idiomas en: Inglés,  Francés e Italiano.

La Carta de Soltería en Venezuela, es un justificativo testimonial evacuado ante un Notario Público a los fines de acreditar que una persona es de estado civil soltera.   *

En la mayoría de los caso es requerida para contraer matrimonio civil o para establecer uniones de hecho o concubinato. Sin embargo, pueden ser requeridos sin fines matrimoniales o para fines legales.

Para su expedición hay que solicitarla ante cualquier Notaría Pública, la cual indefectiblemente debe ser redactada y visada por un abogado, indicando y acompañando:
  1. Lugar y fecha de nacimiento
  2. Nombre de los padres de los contrayentes
  3. Cédula de identidad (escaneada legiblemente)
  4. Copia de la cédula de identidad de los contrayentes .
  5. Dos (2) testigos mayores de edad, que no sean familiares de los contrayentes
Una vez cumplido con lo antes citado, el Notario Público hace entregas de las resultas a los solicitantes.

PASOS PARA APOSTILLAR CARTA  SOLTERÍA.
Para usar una Carta de Soltería para contraer matrimonio en el exterior o para otro fin, posteriormente de evacuada ante  un Notario Publico, se debe llevar ante  al Registro Principal para legalización de firma, luego dede ser legalizada ante el Ministerio del Interior y Justicia, y finalmente, se apostilla ante el Ministerio de Relaciones Exteriores. Para esto ultimo se requiere un poder notariado. Solteria Notariada Apostillada Venezuela
Carta de Solteria Notariada Apostillada Venezuela   *
MODELO DE CARTA DE SOLTERÍA
CIUDADANO:
NOTARIO PÚBLICO — DEL MUNICIPIO CHACAO, DISTRITO METROPOLITANO DE CARACAS, ESTADO MIRANDA. BELLO CAMPO.
SU DESPACHO.-
Nosotros, X y Z de nacionalidades Suiza y Venezolana, respectivamente, mayores de edad, hábiles en derecho, de este domicilio, solteros y titulares de las cédulas de identidad Nos.E- … y V…., respectivamente, ante usted, respetuosamente ocurrimos para solicitar, se sirva interrogar a los testigos que presentaremos oportunamente, a fin que declaren sobre los siguientes particulares:
PRIMERO: Si nos conocen suficientemente de vista, trato y comunicación desde hace varios años.
SEGUNDO: Si por el conocimiento de que de nosotros tienen, saben y les costa que, X es hijo de … y …, quienes son naturales de Perú, mayores de edad, domiciliados en Lima Perú. Y que, Z, es hija de … y …, quienes son venezolanos, casados, mayores de edad, de este domicilio, titulares de las cédulas de identidad Nros. V.-… y V.-….
TERCERO: Si igualmente saben y les consta que X nació en Lima Perú, el día … (…) de … del año … (….). Y que Z nació en …, el día … (…) de septiembre del año mil … (1…).
CUARTO: Si igualmente saben y les consta que, X reside en: Urb….. Caracas. Y que Z reside en: Urb… Caracas.
QUINTO: Si por ese conocimiento que tienen de nosotros, saben y les consta que nuestro estado civil es: SOLTEROS, y que no tenemos impedimento alguno para contraer matrimonio aquí en Venezuela y en Suiza. Pedimos que una vez evacuada la presente solicitud, nos sean devueltos, los originales con sus resultas, a la mayor brevedad. En Caracas, a la fecha de su presentación.
Como se hace una carta soltería, carta soltería apostillada, carta soltería para emigrar, carta soltería para fines legales, carta soltería para matrimonio en el exterior, carta soltería legalizada apostillada

Posted on 8:00 by Gutierrez Asociados

Titulos Supletorios Venezuela Requisitos para la Solicitud, Modelo


El  título supletorio denominado también justificativo para perpetua memoria, consiste en unas simples declaraciones de testigos, ante el Juez de Municipio, seguidas de un auto o decisión correlativa de éste, con las cuales se propone un ciudadano cualquiera obtener un título suficiente de propiedad sobre una casa o edificio que ha construido a sus expensas..
Como afirma el Dr. Arminio Borjas en sus “Comentarios al Código de Procedimiento Civil Venezolano”, en tanto no se les haga oposición, los títulos supletorios valen como título justo y auténtico para legitimar la posesión; pero en modo alguno pueden obrar ni producir efectos contra derecho de terceros.
Por medio de los títulos supletorios, nadie puede crearse un título sobre un terreno que no le pertenece porque no son un medio idóneo para probar la propiedad del terreno, es decir son medios ineficaces para transferir el dominio.

Es criterio del Tribunal Supremo de Justicia que ha de tenerse en cuenta que los títulos supletorios no constituyen medio instrumental de prueba para asegurar la propiedad sobre terrenos, ni produce cosa juzgada la decisión del tribunal que lo pronuncie, esto en razón de disposición expresa que declara que quedan a salvo en todo caso los derechos de terceros. Artículo 937 del Código de Procedimiento Civil.
La ley sustantiva es clara en cuanto a que el titulo supletorio o justificativo de testigos, está referido a aquellas diligencias que sirven para declarar y asegurar la posesión o algún derecho que realiza un sujeto sin control de la otra parte, por lo que se trata en todo caso, de informaciones que aportan unos testigos sobre unos hechos, los cuales una vez evacuados por el tribunal competente, se crea una presunción desvirtuable de que el titular del derecho cuya tutela se pide es el promovente del justificativo.
En este sentido las determinaciones que tome el juez en esta materia no causan cosa juzgada, y al establecer una presunción iuris tantum, quedan a salvo los derechos de terceros, esto en consonancia con lo estipulado en los artículos 898 y 937 del Código de Procedimiento Civil.
Es por ello que al establecer este derecho judicial en sí una presunción, debe entenderse que dicho justificativo no es propiamente una prueba anticipada respecto del medio probatorio, testigos, sino que se trata de una decisión judicial no contenciosa, contentiva de una presunción a favor de quien dicto el decreto, la cual puede ser desvirtuada por cualquier medio probatorio.
Sin embargo si el titulo supletorio es registrado ante la oficina subalterna de la jurisdicción donde está ubicado el terreno, si tiene plena valides, salvo que el titulo contenga vicios de nulidad, los cuales procede cuando se han dejado de observar las formalidades que exige la ley para su otorgamiento, como son: 1- Que no se decrete por el Tribunal Competente. 2- Que los testigos contradigan las declaraciones realizadas en el titulo o que los mismos tengan algún impedimento para declarar. 3- y que el Titulo adolezca de la coletilla sin
perjuicio de terceros de igual y mejor derecho.
Requisitos para la Solicitud de Títulos supletorios
1.- Copia de la Cédula de identidad de los solicitantes
2.- Copia de la Cédula de identidad de (2) testigos no familiares y deben conocer de los hechos.
3.- Si las bienhechurías fueron construidas  en terrenos pertenecientes a la nación: autorización de la Procuraduría General de la República;  en terrenos pertenecientes al Estado: autorización de la Procuraduría General del Estado Miranda; en terrenos pertenecientes al Municipio: Autorización del Municipio; pertenecientes a Institutos Autónomos: autorización del Instituto.
4.- Ficha Catastral
5.- Planos de la bienhechuría y área del terreno ocupado, bajo las especificaciones que demanda la Ley Geográfica y Cartografía Nacional.
6.- Materiales utilizados


Posted on 7:00 by Gutierrez Asociados

Rectificación Partida Nacimiento, Defuncion Matrimonio Lopnna


En Venezuela en fecha quince (15) de marzo del año dos mil diez (2010), entró en vigencia la Ley Orgánica del Registro Civil, publicada en la Gaceta Oficial número 39.264 de fecha 15 de septiembre del año dos mil nueve (2009), y según el articulado contenido en Capítulo X (De la Rectificación, Inserciones, Notas Marginales, Reconstrucción de Actas y Certificaciones), establece en su artículo 144 que “Las actas podrán ser rectificadas en sede administrativa o judicial”, es decir, se introduce una nueva forma de rectificación de partidas que no existía previa al ejecútese de esa ley, como lo es, la rectificación de actas del estado civil en sede administrativa. .

La rectificación de las actas en sede administrativa procederá cuando haya omisiones de las características generales y especificas de las actas, o errores materiales que no afecten el fondo del acta” (Artículo 145 de la Ley Orgánica del Registro Civil), atribuyéndole en consecuencia, la competencia en materia de rectificación sumaria contenida en el artículo 773 del Código de Procedimiento Civil, a los Registradores Civiles, en los casos de “… omisiones o errores materiales que no afecten el contenido de fondo del acta” (Artículo 148 de la Ley Orgánica del Registro Civil).

El Dr. Héctor Peñaranda Quintero, en su obra Derecho de Personas, ha definido el error material como aquel error que se comete cuando se escriben unas palabras o letras por otras, cuando se omite la expresión de alguna circunstancia sin cambiar el sentido general de la inscripción ni el de alguno de sus conceptos, cuando se asientan palabras mal escritas o con errores ortográficos, transcripción errónea de apellidos, traducciones de nombre, y otros semejantes.

De igual manera, menciona el referido autor, que se puede plantear la pretensión de rectificación de partidas cuando se dan los siguientes casos:

1) Por estar incompleta el acta, es decir que le falte alguna de las menciones establecidas en la ley.
2) Cuando el texto del acta contenga inexactitudes.
3) Cuando el acta contiene menciones prohibidas o no exigidas por la ley, según el artículo 451 del Código Civil.
Del mismo Modo, ha establecido la doctrina patria, que entre los datos que pueden ser rectificados se encuentran los siguientes:
1) Los datos referentes al acta como la fecha en que fue levantada.
2)  Fecha y lugar de los hechos que se hacen constar en la partida, como es el caso de la fecha de la muerte, matrimonio o nacimiento
3) Los datos que identifican a las personas mencionadas en la partida.
4) La filiación o matrimonio indicado en la partida.

A pesar de la vigencia de la Ley Orgánica del Registro Civil, la Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, a sostenido respecto a los errores materiales, por haber sido transcritos erróneamente por el funcionario público administrativo encargado de levantar el acta, como por ejemplo, el primer y segundo nombre de una persona; así como su lugar de nacimiento, que no afectan el fondo del Acta de Nacimiento, por lo que su rectificación debe ventilarse, en principio, en sede administrativa, de conformidad a lo previsto en el artículo 145 de la Ley Orgánica de Registro Civil, toda vez que la disposición que facultaba a los jueces para corregir errores materiales, contenida en el artículo 773 del Código de Procedimiento Civil, fue derogada expresamente por la Ley Orgánica de Registro Civil publicada en la Gaceta Oficial N° 39.264, del 15 de septiembre de 2009, vigente desde el 15 de marzo de 2010.

Sin embargo, la Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, se ha inclinado por sostener en sus decisiones más recientes que negar que el Poder Judicial tenga jurisdicción para conocer de asuntos como errores materiales, por haber sido transcritos erróneamente por el funcionario público administrativo encargado de levantar el acta, comportaría una dilación perjudicial al actor, negando su derecho constitucional de tener acceso a una administración de justicia expedita y sin dilaciones indebidas, al imponerle que acuda ante la Administración para hacer valer sus derechos, cuando ya había escogido la vía jurisdiccional; y que en aplicación del artículo 26 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y en el artículo 768 del Código de Procedimiento Civil, el Poder Judicial sí tiene jurisdicción para conocer de asuntos como errores materiales, por haber sido transcritos erróneamente por el funcionario público administrativo encargado de levantar el acta.

Criterio ratificado en reciente decisión de fecha 8 de julio de 2010, bajo la ponencia del Magistrado Levis Ignacio Zerpa, en el expediente Nº 2010-0457, publicada el trece (13) de julio del año dos mil diez, bajo el Nº 00685.

Por otra parte, precisa la ley especial en materia de Registro Civil que la Rectificación Judicial procederá “Omissis… cuando existan errores u omisiones que afecten el contenido de fondo del acta, debiendo acudirse a la jurisdicción ordinaria” (Artículo 149 de la Ley Orgánica del Registro Civil), es decir, cuando se señala a la jurisdicción ordinaria, se refiere a la Civil, siendo en consecuencia en materia de Estado y Capacidad Civil, los Juzgados de Primera Instancia en lo Civil de la jurisdicción donde fue expedida el acta, los competentes para conocer de dichas solicitudes, a tenor de lo dispuesto en el artículo 769 del Código de Procedimiento Civil.

Incluyendo también, una competencia especial en materia de Niños, Niñas y Adolescentes, cónsono con el ordenamiento jurídico vigente en esa materia de tutela extraordinaria y la jurisprudencia que al respecto ha establecido el Tribunal Supremo de Justicia, al estatuir que:

“Artículo 156. Las rectificaciones, reconstrucciones, inserciones, nulidades y demás acciones tendentes a modificar o extinguir el contenido de las actas del Registro Civil, que se refieran a niños, niñas y adolescentes, serán competencia de los Tribunales de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes”.
Razón por la cual, en caso de que la solicitud sea realizada por un Niño, Niña u Adolescente o afecte a este de forma directa, será el Juzgado de Primera Instancia de Mediación y Sustanciación del Circuito Judicial de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, con competencia territorial en el lugar del domicilio del menor, quien conocerá de este tipo de solicitudes.

Finalmente, precisa esta nueva ley que todas las sentencias que modifiquen la identificación de las personas deberán ser insertadas en el Registro Civil, así:
“Artículo 152. Las sentencias ejecutoriadas emanadas de los tribunales competentes que modifiquen la identificación, la filiación, el estado civil familiar o la capacidad de las personas, se insertarán en los libros correspondientes del Registro Civil. A tal fin, los jueces o juezas remitirán copia certificada de las sentencias a la Oficina Municipal de Registro Civil correspondiente. Los registradores y registradoras civiles están en la obligación de insertar la decisión y agregar la nota marginal en el acta original”.

El procedimiento para iniciar una Rectificación de  partida por vía Judicial esta contemplado en el Capítulo X, De la Rectificación y Nuevos Actos del Estado Civil, del Código de Procedimiento Civil, específicamente en su Artículo 769 y siguientes.

Tribunal  Competente  en Materia de Rectificación de Partidas

La competencia en materia de Rectificación de Partidas,  establecida en artículo 769 del Código de 
Procedimiento Civil, en relación con la atribución conferida a los Juzgados de Primera Instancia con,  fue modificada por el artículo 3 de la Resolución N° 2009-0006, dictada por la Sala Plena de esta Tribunal Supremo de Justicia en fecha 18 de marzo de 2009, de la manera siguiente:

“Artículo 3. Los Juzgados de Municipio conocerán de forma exclusiva y excluyente de todos los asuntos de jurisdicción voluntaria o no contenciosa en materia civil, mercantil, familia sin que participen niños, niñas y adolescentes, según las reglas ordinarias de la competencia por el territorio, y en cualquier otro de semejante naturaleza. En consecuencia, quedan sin efecto las competencias designadas por textos normativos preconstitucionales. Quedando incólume las competencias que en materia de violencia contra la mujer tienen atribuida”. (Resaltado de la Sala).

Lo cual fue ratificado por  la Sala de Casación Civil del Tribunal Supremo de Justicia en su decisión de fecha 23 de abril de 2012, de la forma siguiente:

“(…) Por consiguiente, resulta indiscutible que las rectificaciones de partidas del registro civil, que se propongan a partir de la publicación de la referida Resolución que fue en Gaceta Oficial Nº 39.152 de fecha 2 de abril de 2009, deben de ser conocidas por los Juzgados de Municipio correspondiente a la jurisdicción perteneciente al Municipio donde se extendió la partida.  (…) (negrillas y subrayado nuestro)

En Gutiérrez & Asociados, abogados litigantes con 28 años de experiencia profesional, la ofrecemos los servicios de asesoría legal especializada en Rectificación de Actos del Registro Civil en Venezuela y Escritura Publica o Notarial.

Entre otros servicios, le podemos ofrecer la Rectificación Registral, Administrativa o Judicial de:


  1. Rectificación de Partida de Nacimiento
  2. Rectificación de Acta de Matrimonio
  3. Ratificación de Certificado de Defunción
  4. Inserción de Partidas


Posted on 7:00 by Gutierrez Asociados

Accion Mera Declarativa de Concubinato, Uniones de Hecho, Modelo demanda


El artículo 16 del Código de Procedimiento Civil, definidor de la acción mero declarativa, que requiere de un interés actual, que indudablemente deviene de la falta de certeza, de los procesos mero declarativos, en virtud de una situación de incertidumbre, por ausencia o deficiencia del título, que autoriza la intervención en vía preventiva para crear certeza oficial que aleje el peligro de la trasgresión posible en el futuro. 

La declaración de existencia de un concubinato corresponde sustanciarse bajo la acción mero declarativa, procedimiento constitutivo requerido en virtud de la ausencia de un título. Sobre el interés procesal, el Dr. Román J. Duque Corredor, en su libro “Apuntaciones sobre el Procedimiento Civil Ordinario” sostiene lo siguiente: 

“Ciertamente que en este aspecto el Código de Procedimiento Civil no sólo modernizó el concepto de interés procesal, sino que recogió lo que había admitido la jurisprudencia, de que dicho interés no solo puede ser actual sino incluso una mera declaración de la existencia de un derecho o de una relación jurídica, con la cual ya recibieron las acciones mero-declarativas su partida de nacimiento legal”… “la única limitación es que estas acciones son inadmisibles cuando el actor puede obtener la satisfacción completa de sus intereses mediante una acción diferente”. En otras palabras, que las acciones mero declarativas o de declaración de certeza son supletorias ….en este sentido la Casación Civil había advertido sobre la naturaleza sucedánea y no principal de la acción declarativa, cuando advertía: “…al Juez corresponderá impedir en la práctica que la institución (las acciones declarativas), de lugar a acciones ligeras e infundadas y que al pretender transformar la sentencia en un sucedáneo de la prueba escrita, se incurra en consecuencias tales como en las que en la práctica se admita la acción para todos los casos faltos de pruebas o de incertidumbre artificiosamente creada…” (fin de la cita)

Por lo tanto, en atención al carácter de eminente orden público que envuelve el trámite de demandas relativas al estado civil de las personas, su sustanciación y sentencia, debe cumplir para poder materializarse, con el procedimiento que la Ley ha establecido especialmente para ello, sin que en ningún caso pueda ser suplido por la presunta existencia de otras vías. 




Modelo de una Demanda Declarativa de Concubinato o Union de Hecho


CIUDADANO:
JUEZ DISTRIBUIDOR DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL, MERCANTIL, TRÁNSITO Y BANCARIO DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ÁREA METROPOLITANA DE CARACAS
SU DESPACHO.-
Nosotros, FIDEL A. GUTIÉRREZ M., FIDEL A. GUTIÉRREZ M. (h), …, abogados en ejercicio de la profesión, de este domicilio, inscritos en el Inpreabogado bajo los Nros. 35.649, 137.374,…, respectivamente, y titulares de las Cédulas de Identidad Personales Nros. V.- 4.824.362, V.- 16.460.700, …, y a los efectos de dar cumplimiento con lo establecido en los artículos 174 y ordinal 9° del artículo 340 ambos del Código de Procedimiento Civil, fijo como DOMICILIO PROCESAL en la Urbanización Altamira Sur, 1ª Av., Edificio Terepaima, piso 4, Oficina 401, Caracas; actuando en este acto en nuestro carácter de apoderados judiciales del ciudadano XXXX, venezolano, mayor de edad, ingeniero, casado, de este domicilio y titular de la cédula de identidad No. V- XXX, carácter el nuestro que se evidencia del poder debidamente autenticado ante la Notaria Pública Vigésima Novena del Municipio Libertador, Distrito Capital, en fecha veintiséis (26) de julio de dos mil once (2011), quedando anotado bajo el Nº XX, Tomo XX de los libros de autenticaciones llevado por la mencionada Notaria, que acompañamos al presente libelo en original, distinguido con la letra “A”; ante usted, muy respetuosamente ocurrimos para exponer lo siguiente:
TÍTULO -I-
CAPITULO I
DE LOS HECHOS (quaestio facti)
Nuestro representado el ciudadano xxx, antes identificado, inicio a partir del quince (15) de mayo de dos mil (2000), una UNIÓN CONCUBINARIA, estable y de hecho con la ciudadana XXX, mayor de edad, administradora, venezolana y de este domicilio, titular de la cédula de identidad personalN° V.- XXX, en forma ininterrumpida, pacífica, pública y notoria entre familiares, amigos y comunidad en general, como si hubiesen estado casados, socorriéndose mutuamente, hasta el día trece (13) de agosto de dos mil ocho (2008), fecha en la cual contrajeron matrimonio (legalizaron la unión concubinaria), conforme al artículo 70 de Código Civil, ante la Alcaldía del Municipio Gran Sabana del Estado Bolívar, según costa en los libros del Registro Civil del año XXX, Tomo I, Libro 1, folios XXX y XXX, que el acta aparece asentada con el N°.65. La cual, acompañamos al presente libelo en original, distinguida con la letra “B”.
Se evidencia del contenido del acta de Matrimonio, a que hicimos referencia, la manifestación inequívoca de voluntad de legitimar a sus dos (2) hijos nacidos durante la Unión Concubinaria, donde dice textualmente:
“…los contrayentes de propia voluntad manifestaron su deseo de querer Legitimar a Dos hijos (02) procreados durante Unión Concubinaria,..” (comillas nuestras).
El primero de los hijos procreados durante la Unión Concubinaria de nombre XXX, nació el XXX (XX) de diciembre de dos XXX (200X), según consta en la partida de nacimiento que, acompañamos al presente libelo en original, distinguida con la letra “C” . Y, el segundo de los hijos nacidos durante la Unión Concubinaria de nombre XXX, nació el XXX (XX) de abril de dos mil XX (20XX), según consta en la partida de nacimiento que, acompañamos al presente libelo en original, distinguida con la letra “D”.
En el mismo orden de ideas, el Registro Civil del Municipio XXX, en fecha XXX (XX) agosto de dos mil XX (200X), le notifica al Jefe de la Oficina de Registro Civil de la Parroquia XXX, a los fines de colorar una Nota Marginal al Libro de Nacimiento que reposa en sus Archivos, que nuestro representado y su concubina la ciudadana XXX, Legitimaron a sus hijos XXX y XXX, en el mismo acto de contraer Matrimonio Civil. Dicha notificación acompañamos al presente libelo en original, distinguida con la letra “E”.
Para mayor abundamiento de Unión Concubinaria, nuestro poderdante y su concubina la ciudadana XXX, en fecha XXX (XX) de XXX de dos mil XXX (200X), tramitaron la constancia de Concubinato ante la Oficina de Registro Civil de XXX, Baruta. La cual acompañamos al presente libelo en original, distinguida con la letra “F”.
Se desprende del contenido de todos los documentos antes mencionados que, la Residencia donde se llevo a cabo la Unión Concubinaria, fue: XXX, Municipio Baruta, Estado Miranda. Asimismo, de los Justificativos de Soltería, se desprende el lugar de residencia. Dichos justificativos de soltería acompañamos al presente libelo, distinguidos con las letras “G” y “H”.
Nuestro patrocinado en el transcurso de su convivencia y su concubina la ciudadana XXX, obtuvieron un bien inmueble del cual contribuyó a su pago, cuyas características y linderos consta el titulo IV del presente libelo, lo cual damos aquí por reproducidos.
CAPITULO -II-
DE LAS PERTINENTES CONCLUSIONES (Ord.5º art.340 C.P.C)
Respetado Juez, la presente ACCIÓN MERO DECLARATIVA DE RECONOCIMIENTO DE UNIÓN CONCUBINARIA es procedente por las siguientes razones:
PRIMERA: Nuestra pretensión es la declaratoria de la unión concubinaria que mantuvo con la ciudadana XXX, desde el XXX (XX) de XX de dos XXX (200X), hasta el día trece (13) de agosto de dos mil ocho (2008), fecha en la cual contrajeron matrimonio, por el artículo 70 de Código Civil, ante la Alcaldía del Municipio XXX, como se evidencia de los siguientes documentos: 1. – Acta de Matrimonio; 2..- Partidas de Nacimiento de los hijos procreados en ese mismo periodo; 3.- Notificación al Jefe de la Oficina de Registro Civil de la Parroquia XXX, a los fines de colorar una Nota Marginal al Libro de Nacimiento que reposa en sus Archivos; 4.- Constancia de Concubinato ante la Oficina de Registro Civil de XXX, Baruta; 5.- constancia de Concubinato ante la Oficina de Registro Civil de XXX.
SEGUNDA: El presente caso, nos encontramos que en la “unión estable de hecho entre los ciudadanos XXX y XXX, se determinada por la cohabitación o vida en común, con carácter de permanencia, y que dicha unión se encuentra formada por una mujer soltera y un hombre soltero, tal como lo dispuso la sentencia de la Sala Constitucional en fecha 15 de julio de 2005, no existiendo impedimentos dirimentes que impidan dicha unión.
TERCERA: Por cuanto el concubinato se constitucionalizó, en virtud de haber sido incorporado en el artículo 77 de la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela, que establece estas uniones estables de hecho entre un hombre y una mujer que cumplan los requisitos pertinentes produce los mismos efectos del matrimonio. Asimismo, según sentencia dictada por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, en fecha 15 de julio de 2005, estableció todos los efectos jurídicos que emanan de esa relación concubinaria, y la cual debe ser declarada Judicialmente, irremediablemente, este Tribunal al tener en sus manos todos los elementos jurídicos deberá declarar judicialmente la existencia de la relación concubinaria que existió entre los ciudadanos XXX y XXX desde el díaXXX (XX) de XXX de dos XXX (200X), hasta el día XXX(XX) de XXX de dos mil XX (200X).
CUARTO : Para dar cumplimiento a la doctrina vinculante de la Sala Constitucional en Sentencia del 15 de julio de 2005, referente al recurso de interpretación del artículo 77 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el objeto en los casos como el de marras, es que la parte acciónate obtenga previamente un instrumento fehaciente mediante el cual se acredite la existencia de la comunidad concubinaria, es decir, la declaración judicial definitivamente firme que haya establecido ese vínculo, cuando exista, por ejemplo: un interés posterior de repartir los bienes adquiridos en ese tiempo. Es por ello que, nuestro poderdante tiene interés de ejercer primeramente la presenta acción de reconocimiento de unión concubinaria, para posteriormente poder ejercer sus derecho de comunero y pedir la partición del inmueble adquirido durante el periodo del concubinato.
QUINTO: Acerca de la figura del concubinato, la doctrina Casacional ha sostenido que “estas uniones (incluido el concubinato son similares al matrimonio, y aunque la vida en común con hogar común) es un indicador de la existencia de ellas, tal como se desprende del artículo 70 del Código Civil, este elemento puede obviarse siempre que la relación permanente se traduzca en otras formas de convivencia, como visitas constantes, socorro mutuo, ayuda económica reiterada, vida social conjunta, hijos etc. (Sic). Unión estable no significa necesariamente, bajo un mismo techo (aunque esto sea un símbolo de ella) sino permanencia en una relación caracterizada por actos, que objetivamente, hacen presumir a las personas (terceros) que se está ante una pareja, que actúan con apariencia de un matrimonio o, al menos, de una relación seria y compenetrada, lo que constituye la vida en común. Se trata de una relación permanente entre un hombre y una mujer y no de una entre un hombre y varias mujeres (así todas ellas estén en igual plano) y viceversa’ (Vid. Sentencia Sala Constitucional TSJ: 15-07-2005, Carmela Mampieri Giuliani en amparo) con ponencia del Magistrado Jesús Eduardo Cabrera Romero.
CAPITULO III-
DEL DERECHO (quaestio iuris)
Fundamentamos el ejercicio de la presente demanda en disposiciones de derecho que a continuación indicamos:
1.- El Artículo 16 del Código de Procedimiento Civil: “Para proponer la demanda el actor debe tener interés jurídico actual. Además de los casos previstos en la Ley, el interés puede estar limitado a la mera declaración de la existencia o inexistencia de un derecho o de una relación jurídica. No es admisible la demanda de mera declaración cuando el demandante puede obtener la satisfacción completa de su interés mediante una acción diferente”
2.- El Artículo 77 de la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela: “Se protege el matrimonio entre un hombre y una mujer, fundado en el libre consentimiento y en la igualdad absoluta de los derechos y deberes de los cónyuges. Las uniones estables de hecho entre un hombre y una mujer que cumplan los requisitos establecidos en la ley producirán los mismos efectos que el matrimonio”.
3.- El Artículo 767 del Código Civil: ”Se presume la comunidad, salvo prueba en contrario, en aquellos casos de unión no matrimonial, cuando la mujer o el hombre en su caso, demuestre que ha vivido permanentemente en tal estado aunque los bienes cuya comunidad se quiere establecer aparezcan a nombre de uno solo de ellos. Tal presunción sólo surte efectos legales entre ellos dos y entre sus respectivos herederos y también entre uno de ellos y los herederos del otro. Lo dispuesto en este artículo no se aplica si uno de ellos está casado.”
4.- El artículo 211 del Código Civil: “ Se presume, salvo prueba en contrario, que el hombre que vivía con la mujer en concubinato notorio para la fecha en que tuvo lugar el nacimiento del hijo ha cohabitado con ella durante el periodo de la concepción”
5.- El artículo 70 del Código Civil : “Podrá prescindirse de los documentos indicados en el artículo anterior y de la previa fijación de carteles, cuando los contrayentes deseen legalizar la unión concubinaria existente en que hayan estado viviendo. Esta circunstancia se certificará expresamente en la partida matrimonial
CAPITULO -IV-
DE LA PRETENSIÓN DEDUCIDA (Petitum)
Por todas las consideraciones de hecho y derecho anteriormente expuestas, en nombre y representación del ciudadanoXXX, antes identificado, ocurrimos ante su competente autoridad, en su carácter de concubino, Ut retro identificado, para demandar, como en efecto demandamos en este mismo acto, por ACCIÓN MERO DECLARATIVA DE RECONOCIMIENTO DE UNIÓN CONCUBINARIA, a la ciudadana XXX, al inicio identificada, en su carácter de Concubina en el periodo comprendido desde el díaXXX (XX) de enero de dos XXX (200X) hasta el día XXX (XX) de agosto de dos mil XXX (200X), con fundamento legal en las Normas legales Ut retro transcritas, para que convenga o en su defecto a ello, mediante sentencia definitiva sea declarado por este Tribunal:
PRIMERO: Se reconozca mediante pronunciamiento judicial, la unión concubinaria sostenida entre XXX y XXX, venezolanos, mayores de edad, ingeniero y administrador, casados, de este domicilio y titulares de las cédulas de identidad Nos. V- XXX yV.- XXX, respectivamente.
SEGUNDO: Se establezca que la relación concubinaria sostenida entre los ciudadanos: XXX y XXX, ya identificados, se inició el día: día xxx (xx) de mayo de dos xxx (200x), y culminó en fecha: xxx (xx) de agosto de dos mil xxx (200x), día en que contrajeron Matrimonio Civil (legalizaron la unión concubinaria Art. 70 C.C.).
TERCERO: En consecuencia de la Declarativa de Concubinato sostenida entre los ciudadanos: xxx y xxx, antes identificados, el ciudadano xxx, es acreedor de todos los derechos inherentes al matrimonio, específicamente el correspondiente al cincuenta por ciento (50%) de las gananciales concubinarias, fomentadas en el lapso antes mencionado, conforme a lo establecido en el artículo 77 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
TITULO -III-
DE LA CITACIÓN PERSONAL (in faciem)
Solicitamos muy respetuosamente al ciudadano Juez, que al ser admitida la presente demanda, se ordene en el respectivo auto de admisión, la citación personal de la Parte demandada, la ciudadana XXX, ut supra identificada, conforme con lo establecido en el artículo 218 del Código de Procedimiento Civil en las siguiente dirección: XXX.
TITULO -IV-
DE LA MEDIDA CAUTELAR
Con el objeto de preservar el inmueble adquirido durante la unión concubinaria y jurando la urgencia del caso, pedimos al Tribunal, se nos acuerde y Decrete, la medida cautelar de PROHIBICIÓN DE ENAJENAR Y GRAVAR, conforme a lo establecido en el ordinal 3º del artículo 588 del Código de Procedimiento Civil.
El artículo 585 del Código de Procedimiento Civil prevé dos requisitos que concurrentemente deben llenarse para que en juicio contencioso pueda dictarse una medida cautelar; son ellos: 1) la presunción del buen derecho; 2) el peligro de que el fallo definitivo pueda hacerse ilusorio si no se decreta la cautela.
Estos requisitos deben acreditarse con un medio de prueba que constituya por lo menos una presunción grave de ambas circunstancias. Sin embargo, tal exigencia no se requiere de modo general para todo tipo de juicios ya que existen previsiones que permiten el decreto de medidas preventivas con la sola presentación de cierta clase de documentos o pruebas, caso de los artículos 646 del Código de Procedimiento Civil para el juicio por intimación, o el 701 eiusdem para los interdictos posesorios; o bien que dejan al prudente arbitrio del juez la decisión de dictar o no las providencias cautelares que estime convenientes, como el artículo 191 del Código Civil para los juicios de divorcio.
Las demandas que contienen una pretensión de mera declaración de una unión estable de hecho dan origen, si tienen éxito, a sentencias mero-declarativas, las cuales no requieren de actos de ejecución, pues se limitan, como su nombre lo indica, a declarar con certeza jurídica una situación preexistente.
En este tipo de procesos mero declarativos no es posible pretender la aplicación a pie juntillas del artículo 585 del CPC porque en tal caso jamás podría decretarse medidas preventivas desde luego que si los fallos que se dictan al final del juicio no requieren de actos materiales de ejecución evidentemente que nunca existiría el riesgo de su ilusoriedad.
Ahora bien, en nuestro ordenamiento jurídico existe la llamada jurisprudencia normativa la cual se equipara a la ley formal. Esa jurisprudencia es la que emana de la Sala Constitucional cuando interpreta el articulado de nuestro Texto Político Fundamental. Esta acotación viene al caso porque en el año 2005 la referida Sala dictó la sentencia Nº 1682 en la cual hace una interpretación vinculante de las uniones estables o concubinatos que prevé el artículo 77 constitucional. En esa decisión la Sala estableció que:
“Ahora bien, como no existe una acción de separación de cuerpos del concubinato y menos una de divorcio, por tratarse la ruptura de la unión de una situación de hecho que puede ocurrir en cualquier momento en forma unilateral, los artículos 191 y 192 del Código Civil resultan inaplicables, y así se declara; sin embargo, en los procesos tendientes a que se reconozca el concubinato o la unión estable, se podrán dictar las medidas preventivas necesarias para la preservación de los hijos y bienes comunes.”
En el mismo orden de ideas, respecto al primer requisito exigido por el legislador el artículo 585 del Código de Procedimiento Civil o fumus bonis iuris se evidencia de la existencia de una relación sentimental entre nuestro representado y la ciudadana XXX, ut supra identificada, en la cual fueron procreados dos (02) hijos, uno, nació el xxx (xx) de xxx de dos xx (200x) y el otro, nació el xxx (xx) de xxx de dos mil xxx (200x), según consta en las partidas de nacimiento acompañadas al presente libelo.
Asimismo, consta el Acta N° 65 que contrajeron Matrimonio Civil, por el artículo 70 de Código Civil, ante la Alcaldía del Municipio xxx. Y, del contenido de la referida acta de Matrimonio, se desprende la voluntad de legitimar a sus dos (2) hijos nacidos durante la Unión Concubinaria, donde dice textualmente: “…los contrayentes de propia voluntad manifestaron su deseo de querer Legitimar a Dos hijos (02) procreados durante Unión Concubinaria,..” (comillas nuestras).
Del mismo modo, consta en autos la Notificación del Registro Civil del Municipio xxx, en fecha xxx (xx) agosto de dos mil xxx(200x), dirigida al Jefe de la Oficina de Registro Civil de la Parroquia xxx, a los fines de colorar una Nota Marginal al Libro de Nacimiento que reposa en sus Archivos, que nuestro representado y su concubina la ciudadana XXX, Legitimaron a sus dos (2), en el mismo acto de contraer Matrimonio Civil.
Igualmente, hay constancia en autos del Concubinato tramitado ante la Oficina de Registro Civil de Nuestra Señora del Rosario, Baruta.
Se desprende del contenido de los documentos antes mencionados que, la Residencia donde se llevo a cabo la Unión Concubinaria, fue: Calle XXX. También, de los Justificativos de Soltería, se desprende el lugar de residencia.
Por ultimo, se evidencia del documento de compra-venta del inmueble sobre el cual vamos a solicitar la medida cautelar, que el mismo fue adquirido el día xxx (xx) de xxx de dos mil xxx (200x), período en la cual coexistió la convivencia entre ellos, lo que quiere decir, que dicho inmueble es parte de la comunidad concubinaria.
En relación al segundo requisito o periculum in mora, se evidencia del hecho que por ser la ciudadana XXX, parte demandada y el inmueble esta a su nombre, ella puede facilmente traspasarlo y enajenarlo, sin respetar los derechos de nuestro poderdante tiene sobre el inmueble 50 % como parte de la comunidad concubinaria.
Es por lo antes expuesto, que solicitamos al ciudadano Juez, considere la presente petición y acuerde y DECRETE, la medida cautelar de PROHIBICIÓN DE ENAJENAR Y GRAVAR, en una porción del Cincuenta por Ciento (50%), sobre el inmueble Tipo Apartamento destinado a vivienda, distinguido con el número XXX : . Dícho esta registrado a nombre de la demandada la ciudadana XXX, ante el Registro Inmobiliario del Primer Circuito del MunicipioXXX, en fecha XXX (XX) de junio de dos mil XXX (200X), bajo el N° XX del Tomo XX del Protocolo Primero. Según copia certificada que acompañamos al presente libelo, distinguida con la letra “I”.
TÍTULO -V-
DE LA ESTIMACIÓN DE LA DEMANDA (ordinal 4º del artículo 340 C.P.C.)
Conforme con lo establecido con los artículos 39de nuestra Ley Adjetiva Civil, y a los efectos de fijar la competencia por la cuantía y la admisibilidad del Recurso de Casación, estimamos la presente demanda en la cantidad de DOSCIENTOS VEINTIOCHO MIL SETENTA Y SEIS BOLÍVARES (Bs.228.076,00), “Equivalente a 3.001 Unidades Tributarias (UT), según Gaceta Oficial Nº 39.623 de fecha 25/02/2011, a Bs. 76,00 cada U.T.
TITULO -VI-
DE LA ADMISIÓN
Por último, pedimos con todo respeto, que la presente demanda de ACCIÓN MERO DECLARATIVA DE RECONOCIMIENTO DE UNIÓN CONCUBINARIA, sea admitida por el Procedimiento Ordinario de conformidad con el artículo 22 del Código de Procedimiento Civil, y sea sustanciada conforme a Derecho y declarada con lugar. Es justicia la que esperamos, en la ciudad de Caracas, a la fecha de su presentación.




Posted on 7:00 by Gutierrez Asociados

Redacciones Jurídicas 
Documentos, Redacción Jurídica Contratos, Redacciones Legales
.

Gutiérrez & Asociados, es grupo de Abogados con más de 28 años experiencia en el área de Redacción de documentos jurídicos, legales y comerciales, de todo tipo, entre otros: Titulo Supletorio, Títulos Supletorios, Declaración Herederos Únicos y Universales, Justicativo Soltería, Cartas de Soltería, Declaración Jurada de no poseer vivienda. etc. Ofrecemos a nuestros clientes un alto grado de eficacia y diligencia en nuestra labor. Servicios y Honorarios Profesionales; Administración de Inmuebles; Compra-Venta de un Inmueble;   Compra-Venta de acciones; Arrendamiento de un inmueble (apartamento-casa-local- edificio-terreno) ;Arrendamiento de maquinarias; Comodato; Obra; Prestación de Servicios Artísticos; Enfiteusis; Renta Vitalicia; Prenda; Fianza de Fiel Cumplimiento; Carta Poder; Individual de Trabajo por Obra Determinada y/o Tiempo Determinado; Representación de Empresa Extranjera; Administración de Inmueble; Anticresis; Arrendamiento de un Vehículo; Distribución de Libros; Edición; Mantenimiento; Opción de Compra-Venta con Cláusula Penal; Permuta; Préstamo a Interés con Fianza; Trabajo para servicio doméstico; Transporte, Carga y Almacenamiento; Venta con Reserva de Dominio; Compra-Venta con Pacto de Retracto; Mutuo; Capitulaciones Matrimoniales; Cesión de Bienes; Cesión de Crédito; Cesión de Crédito Hipotecario; Cesión de Derechos Litigiosos; Cesión de un Contrato de Arrendamiento; Cesión de una Herencia; Constitución de Hogar; Redacción de Constitución de una Firma Comercial Personal; Convocatoria para una Asamblea General Ordinaria de Copropietarios de un Edificio vendido en propiedad horizontal; Acta de Asamblea Ordinaria y Extraordinaria de Copropietarios de Propiedad Horizontal; Testamentos; Títulos Supletorios; Acta Constitutiva de Cooperativa; Acta de Asambleas Ordinarias y Extraordinarias de Cooperativas; Asamblea Ordinaria y Extraordinaria de Accionistas de una Compañía Anónima; Acta de Junta Directiva; Documento de Cancelación de Hipoteca ;Justificativo de Soltería para contraer Matrimonio; Oferta Real ante un Tribunal cuando el Arrendador se niega a Recibir Cánones de Arrendamiento; Declaración de Herederos Únicos y Universales; Declaración Jurada de Bienes; Declaración Jurada de no poseer vivienda; Acta Constitutiva de una Fundación y Asociación Civil sin fines de lucro; Redacción de documento de Condominio; Redacción del Reglamento de Condominio; Documento de entrega material Artículo 1167 del Código Civil; Documento de parcelamiento y urbanismo; Préstamo de dinero; Prenda mercantil; Constitución de factor mercantil; Venta de Vehículos (traspaso de vehículos); Poder General de administración y disposición; Poder especial.



Posted on 7:00 by Gutierrez Asociados

Interpretes Públicos Caracas: Ingles, Frances, Italiano, Portugues, Traducciones Legales, Venezuela


En el mundo globalizado en el que vivimos, la capacidad de comunicarse efectivamente con personas de todo el mundo es vital para los negocios, desarrollo personal y trámites legales. Por eso ofrecemos desde Caracas para toda Venezuela un servicio de Traducciones Legales de documentos, realizadas por Interpretes Públicos debidamente certificados en idiomas: Español, Ingles , Portugués, Francés e Italiano de excelente calidad internacional y precios muy competitivos..

Nuestros Servicios Ofrecidos (inglés al español y español al inglés; italiano al español y español al italiano; francés al español y español al francés; portugués al español y español al portugués):

Traducción de Documentos Legales como: partidas de nacimiento, actas de defunción, actas de matrimonio, sentencias judiciales: Divorcio, Exequátur, certificación de pasaportes, documentos judiciales, contratos mercantiles, contratos civiles, estatutos de compañías, testamentos, poderes, carta antecedentes no penales, carta soltería.


Traducción de programas de estudios y materias para procesos de inmigración y estudios en el exterior como: notas y títulos de bachillerato, profesionales y postgrado, pensum de estudios.


Nuestras traducciones, las hacemos cumpliendo los estándares Internacionales:
• Letra: pin 12
• Tamaño Hoja: A4 ó carta
• Interlinea: 1/2
• El plazo estimado para traducir es de 4 a 5 días hábiles.
• Visadas por Interprete Público, debidamente certificado e inscrito en: Consulados de USA, Brasil, Portugal, Italia. Embajadas de: Canadá, Francia. Y el Ministerio del Poder Popular para Relaciones de Interiores y Justicia de la República Bolivariana de Venezuela .

El coste de la traducción depende de las paginas que resulten luego de traducir el documento.


Posted on 7:00 by Gutierrez Asociados


Carta de Antecentes No Penales Venezuela, Modelo, Requisitos


Los Antecedentes Penales es un certificado para Venezolanos o Extranjeros  que permite acreditar la carencia de antecedentes penales o en su caso la existencia de los mismos..


De acuerdo a lo establecido en la Ley de Registro de Antecedentes Penales en Nuestro País Venezuela esta prohibida la expedición de Antecedentes Penales, salvo en casos de Seguridad Social y a petición de alguna autoridad pública, de manera que ninguna empresa privada puede solicitar certificado de Antecedentes Penales a nadie en razón de Ofertas de Empleo. 

Este certificado de (no poseer) Antecedentes Penales es otorgado por el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia, y se diferencia del certificado otorgado por la prefectura o policía local del pueblo o ciudad en que a diferencia de aquellos que tienen ámbito local, éste tiene ámbito nacional, de manera que consta que usted tiene o no Antecedentes Penales en la República Bolivariana de Venezuela.  

El certificado de antecedentes penales hay que gestionarlo en las oficinas del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia, de la  Republica Bolivariana de Venezuela.    

El escrito de solicitud  deberá estar dirigido al Viceministro de Seguridad Jurídica del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia. 
Los datos contenidos en la solicitud son los siguientes: 
  1. Nombres y apellidos del solicitante
  2. Número de su cédula de identidad ó del pasaporte del solicitante
  3. Razones que motivan la solicitud del certificado de antecedentes penales
  4. Nombre de la autoridad pública que lo requiere
  5. En caso de autorizar a una tercera persona deberá indicar en la misma solicitud: 5.1 Nombres y apellidos de la persona autorizada; y 5.2.-Número de su cédula de identidad ó del pasaporte de la persona autorizada
  6. Por último, acompañar copia de la cédula de identidad o del pasaporte tanto del solicitante como de la persona autorizada.
  7. La solicitud debe estar firmada por la persona que solicita antecedentes tal cual como firma en su Cédula
Duración del Trámite días hábiles 

Para que la carta de Antecedentes Penales tenga validez en el Exterior,  se requiere apostillarlo si el país donde se va a usar es miembro de la Haya o en su defecto Legalizarlo en caso de no pertenecer, en ambos casos, se  debe otorgar un poder notariado para la gestión.  

Tramitamos los Antecedentes Penales en Venezuela y se los enviamos a cualquier parte del mundo.

Gutierrez & Asociados;


  

Posted on 7:00 by Gutierrez Asociados